Convertirse en un buen docente

10 Claves Para Ser un Buen Docente

La educación es la clave para construir profesionales con altos estándares y capacidades para elevar el país a un futuro mejor. Por esta razón, resulta esencial la presencia de un buen docente con grandes habilidades.

Sin embargo, este rol no solo requiere contar con amplios conocimientos sobre las materias o un plan de estudio con metodologías funcionales. Entonces, ¿cuál es la clave?

Se trata de ir más allá del proceso educativo y transmitir una serie de valores y habilidades blandas. Así, el estudiante podrá fortalecerse, pensar por sí mismo, evolucionar y aprender 10 cualidades que distinguen al mejor profesor. Te contamos.

#1 Empático

Un buen docente debe contar con empatía en su entorno y ganar la confianza de sus estudiantes. Es importante interesarse por sus problemas e indagar sobre las razones que puedan ofrecer, siendo guía, amigo y un modelo a seguir.

Un buen docente cuenta con cualidades innatas y útiles para brindar al estudiante, amplias fortalezas y habilidades. Descúbrelas acá.

Por ejemplo, regañar al alumno y colocar notas bajas por no entregar sus tareas a tiempo sin conocer motivos, es un error. Podría estar viviendo una situación familiar difícil que requiere ayuda y atención.

#2 Paciente

La paciencia es una virtud, pero es necesario entender que los niños o jóvenes, no siempre captan la información de manera rápida.

Es importante ser comprensivo, esperar y brindar el apoyo a cada estudiante en su proceso individual de aprendizaje.

#3 Creativo

Creatividad del buen docente
Foto de Yan Krukov en Pexels Licencia CC0

 

Cuando un alumno no entiende una asignación o algún concepto, ¿qué hacer? Es el momento de que un buen docente utilice su creatividad a favor del aprendizaje. 

La idea es que, mediante ejemplos simples puedas captar su atención, motivarlos y enseñar de manera inteligente.

La gamificación es una estrategia ideal en estos casos; una técnica de aprendizaje basada en juegos educativos, ideada para fomentar el uso de herramientas online y aplicaciones.

#4 Flexible

Un buen docente debe tener la capacidad de manejar distintas situaciones con flexibilidad. Esto se debe a que la docencia no fluye de manera lineal; cada estudiante es diferente y posee distintas necesidades.

El éxito del buen docente radica en mantener la flexibilidad de las asignaciones, en caso de requerir cambios, a fin de cumplir con los estudiantes.

Es importante poder hacer cambios de un momento a otro en las clases y actividades, a fin de dictar la materia con éxito.

#5 Dedicado

Contar con dedicación implica asistir a clases diariamente pese a las dificultades que todos atravesamos. Además de hacerlo con buena actitud para transmitir un mensaje positivo a los estudiantes.

Es importante compartir y pasar tiempo de calidad con ellos para que reciban una educación de calidad.

#6 Cautivador

Para ser un buen docente es necesario cautivar al aula entera, mediante actividades divertidas y educativas a la vez. Tratar de enseñar de una manera fresca, enérgica y siempre motivar a los estudiantes para que deseen volver a clases.

#7 Responsable

La responsabilidad es parte de los principios que debe poseer un buen docente. Si al estudiante se le instruye para ser justo, comprensivo o colaborador, el profesor debe serlo también.

La responsabilidad incluye llegar temprano, tener el trabajo listo y a tiempo, además de una actitud positiva. El buen docente cuenta con esta cualidad.

Siendo puntual, dando lo mejor cada día sin excusas o contando siempre con buena disposición en clases, permitirá que los alumnos aprendan valores.

Predicar con el ejemplo es el método más responsable, claro y humilde que puede tener el docente para con sus alumnos.

#8 Observador

Buen docente ayuda a estudiantes
Foto de Pavel Danilyuk en Pexels Licencia CC0

 

Ser observador es una cualidad interesante que potenciará las competencias del buen docente. ¿Por qué? Podrá identificar una situación particular en cualquier estudiante, ayudándole a resolverla.

Situaciones que podrían relacionarse con problemas familiares, psicológicos, sociales, entre otros. Se trata de estar alerta y velar por la tranquilidad, paz mental y seguridad de cada alumno.

#9 Coherente

El buen docente mantiene una coherencia en el aula para transmitir un mensaje correcto a sus estudiantes. En el caso del establecimiento de normas en clase, es importante no excederse para evitar autoritarismos.

La idea es brindar credibilidad al no transgredir las reglas que se han impuesto solo por ser el profesor de la clase. Así, los estudiantes entenderán que las normas son hechas para todos por igual sin distinción ni abusos.

#10 Respetuoso

Sin importar que el docente esté en una posición distinta a la del estudiante, debe siempre mantener una actitud de respeto. Cada alumno, como cada persona, merece ser tratada con educación.

Por esto, en el colegio es fundamental que los profesores se conduzcan respetuosamente entre sus colegas, amigos, alumnos, padres o representantes.

Conclusión

Un buen docente es una herramienta esencial para formar personas de bien y mentalmente sanas; para construir seres con un alto grado de empatía y comprensión hacia sus semejantes.

Por ello, estas claves reflejan la personalidad de alguien comprometido con una generación cada vez mejor; que trabaja constantemente para educar con ética y transmitir a muchos niños y jóvenes las habilidades que proveerán un mejor mañana.

En Intellectus contamos con docentes de altos valores, quienes nos representan con orgullo y mantienen un constante crecimiento espiritual e intelectual

Aquí tenemos la clave para que cada niño de Guatemala se transforme en una mejor versión de sí mismo.

 

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese:

Colegios en Guatemala: ¿Qué Tener en Cuenta a la Hora de Elegir el Mejor Para tus 

Hijos?Conoce el Plan Diario y Plan Fin de Semana de Intellectus

La educación a distancia: El futuro comienza ahora



Leave a Reply

Your email address will not be published.