usa la disciplina positiva para corregir a tu hijo adolescentes

Beneficios y Retos de la Disciplina Positiva en Adolescentes

No hay reglas mágicas para lidiar con los problemas de disciplina de los adolescentes. Sin embargo, ahora existe una manera de educarlos sin recurrir a la violencia, gritarles o avergonzarlos. Estamos hablando de disciplina positiva

 

Con este enfoque, los jóvenes pueden aprender límites y responsabilidades con respeto y empatía. Además, la disciplina positiva les ayuda a desarrollar el autocontrol y la autoestima.

 

¿Quieres saber de qué se trata la disciplina positiva? ¡Sigue leyendo para que descubras qué es y cómo ponerla en práctica!

¿Qué es la disciplina positiva?

aprovecha los beneficios de la disciplina positiva para corregir a tu hijo adolescente
Photo by Kindel Media on pexels licencia CC0

 

La disciplina positiva es un método de enseñanza que anima a los jóvenes a ser responsables, respetuosos, resilientes e ingeniosos. Si lo pones en práctica, aprenderás a enfrentarte a los problemas de la vida de forma segura .

 

En general, la disciplina positiva les enseña habilidades sociales que les servirán a lo largo de sus vidas.

 

El método diseñado por Adler y Dreikurs se basa en el uso de conexiones afectivas como impulsores del comportamiento. Esto significa que la disciplina afectiva es la forma más conveniente de corregir a los adolescentes.

 

“Los beneficios de la disciplina positiva duran toda la vida, desde la infancia hasta la edad adulta.”

 

Al respecto, Jane Nelson y otros autores sostienen que una buena relación padre-hijo es más efectiva que el castigo.

 

​Beneficios de la disciplina positiva

 

La disciplina positiva es una forma de enseñanza basada en valores. Muestra a los jóvenes que el respeto vale más que el poder o la humillación.

 

De esta manera, los adolescentes aprenden lecciones importantes para la edad adulta . De hecho, desarrolla habilidades necesarias para una relación interpersonal exitosa, como la empatía.

 

Otros beneficios de la disciplina positiva en adolescentes incluyen:

 

Comprender de su propio valor

 

Los métodos disciplinarios tradicionales pueden dañar la autoestima y la confianza de los jóvenes. Incluso es posible que desarrollen una visión distorsionada de sí mismos. Esto sucede con menor frecuencia cuando se utiliza la disciplina positiva.

 

“Cuando demuestras fe en tus hijos, ellos desarrollan carácter y fe en sí mismos.”

 

Desarrollen la empatía

 

Esta se ve estimulada por la actitud que los padres adoptan ante el comportamiento inapropiado de sus hijos; sobre todo porque les demuestra que entiende las razones de su comportamiento, así, comienza a ver más claramente los efectos de sus acciones en los demás.

 

Aprende a resolver sus problemas

aplica la disciplina positiva para corregir a los adolescentes
Photo by SHVETS production on pexels licencia CC0

 

Al aplicar la psicología positiva, no se utiliza la crítica para corregir errores. De esta manera, el adolescente descubrirá, por su cuenta, que encontrará soluciones es la mejor forma de lidiar con los errores.

 

Aprender a gestionar los conflictos de forma respetuosa

 

Los adolescentes aprenden que cualquier conflicto se puede resolver a través del diálogo y la amabilidad; es decir, sin recurrir a expresiones violentas.

 

¿Cómo aplicar la disciplina positiva en adolescentes?

 

Es fundamental tener paciencia para practicar la disciplina positiva ya que es difícil mantener la calma cuando los niños o adolescentes hacen algo mal.

 

Con esto en mente, veremos algunas recomendaciones para implementar este método.

 

Recuerda que eres un adulto

 

Es natural sentirse molesto y frustrado por un comportamiento inapropiado . De hecho, podría pensarse que el joven sabía bien lo que estaba haciendo, sin embargo, en la mayoría de los casos no es así. 

 

Durante la adolescencia, los jóvenes se encuentran en un proceso de desarrollo cognitivo y emocional ; así que si alguien necesita demostrar paciencia, inteligencia emocional y madurez, eres tú.

 

Se franco

 

Cuando se trata de disciplinar a los adolescentes, el diálogo es un arma poderosa, pero debe ser una conversación abierta y franca. Ejemplo: mirar al joven a los ojos cuando está siendo corregido, decir qué hizo mal y decir por qué.

 

Además, es fundamental que le permitas explicarse y que le escuches con atención, así verás que te preocupas por lo que siente y hace.

 

Demuestra interés

 

Incluso durante los momentos de frustración y tensión, recuerda hacerle saber a tu hijo cuánto lo amas. Demostrar afecto no hará que pierdas autoridad, por el contrario, tu hijo comprenderá que la disciplina está motivada por el amor y la preocupación.

 

Evita el comportamiento agresivo

 

Trata de eliminar el comportamiento agresivo. Los gritos, empujones, castigos o chantajes no están permitidos en la disciplina positiva. No te preocupes si es difícil al principio, poco a poco aprenderás a corregir y comunicarte, sin perder la paciencia.

 

El principal reto de educar a los adolescentes en disciplina positiva

 

No es ningún secreto que disciplinar a un adolescente es un gran desafío. De hecho, si eres demasiado autoritario (o muy compareciente) puedes afectar el desarrollo del joven. Los daños se reflejarán a lo largo de su vida adulta.

 

Los castigos y reprimendas frecuentes solo aumentan la rebeldía y bajan la autoestima de los niños; aunque la ausencia de límites no les permite responsabilizarse ni comprender las consecuencias de cada acción.

 

“Adoptar técnicas de disciplina positiva permite la construir lazos más saludables y felices entre padres e hijos.”

 

Afortunadamente la disciplina positiva resuelve este dilema. La clave es la constancia y la amabilidad.

 

Además, no estás solo. En el colegio , nuestros maestros pueden hacer una contribución significativa a la aplicación de la disciplina positiva. En efecto, pueden influir en diferentes aspectos del desarrollo de la personalidad y la construcción de la autoestima del estudiante .

 

Conclusión

 

La disciplina positiva es un método de enseñanza basado en el respeto y el cariño. Con este enfoque, los niños y adolescentes aprenden a desarrollar habilidades sociales.

 

Así que asegúrese de ser empático y amable, incluso si está molesto o frustrado por la mala conducta. 

 

Si tienes dificultades para aplicar la disciplina positiva, busca ayuda, consejo y, si es necesario, la opinión de un tercero.

 

No olvides que en Intellectus te podemos ayudar. Contáctenos para más información.

 

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese: 

Colegios en Guatemala: ¿Qué debe considerar al elegir el mejor?

Planes educativos de Intellectus: lo que debes saber

El futuro de tus hijos comienza ahora: educación a distancia



Leave a Reply

Your email address will not be published.